5 consejos para organizar tu tiempo de estudio

organizar tu tiempo de estudio

Si eres estudiante de cursos de grado medio o grado superior, sabes bien que cuando se juntan las entregas con los exámenes de curso, se dificulta mantener una organización. También es complicado cuando estás en la preparación para participar en la convocatoria de oposiciones.  y no sabes cómo compaginar los estudios con la vida diaria. Es difícil librarse del estrés y la presión de los plazos de entrega y fechas de evaluación. Para que no te agobies más y sepas enfrentar con éxito estas situaciones, te dejamos 5 consejos para organizar tu tiempo de estudio

Lo primero que debes tener en cuenta es que debes lograr una organización que permita tener 3 franjas horarias, para aplicar a 3 cosas distintas: 8 horas para el descanso, 8 horas para trabajar o estudiar y las 8 que quedan para el entretenimiento. 

¿Cómo organizar tu tiempo de estudio?

A continuación, te dejamos las claves que te ayudarán a organizar el tiempo de estudio.

Fijar un horario de estudio 

Seguramente es la solución fácil que podemos aplicar para conseguir organizar y gestionar de mejor forma el tiempo que tenemos para estudiar. Siguiendo esta idea es importante no solo que tengas un horario para cada cosa que debes hacer en el día, sino también contar con un calendario. Así podrás visualizar todos los pendientes, y comprender que, para cumplir con cada uno, es necesario tener un ritmo determinado y dedicarle una fracción de tiempo adecuada. 

Cumple con los tiempos establecidos para cada tarea: repasar contenidos, memorizar conceptos, completar ejercicios, consultar las dudas que puedan surgir, realizar las investigaciones que necesites. Procrastinar al estudiar no es una opción. Nunca dejes las cosas para última hora, que de las prisas solo queda el cansancio. 

Consolidar el hábito de estudiar a diario

Cuando se crea un hábito, la acción se vuelve automática y se empieza a asumir como algo natural, más que como una obligación. Y al hacerlo natural es más placentero. Además, al aplicar horas diarias a los deberes, podrás avanzar y cumplir con los plazos con mayor comodidad y tranquilidad.

¿Cómo puedes hacer para crear un hábito? Podemos definir hábito como un modo determinado de actuar, adquirido a través de la repetición. La clave de crear un hábito es la reiteración exacta de la acción.  

Para crear el hábito de estudiar debes acostumbrarte a hacerlo en una hora fija cada día, sin saltar. Pero, para que no parezca una imposición y evitar que surja la resistencia, debes tener en cuenta ese momento del día en que se te da mejor realizar las tareas y eres más productivo.  

Recuerda: “El secreto de tu éxito se encuentra en tu rutina diaria”. John C. Maxwell.

 

Priorizar tareas para optimizar la planificación 

Cuando creamos nuestro calendario y horario de estudio, realizamos una planificación de todo lo que debemos hacer. Para decidir lo que va antes o después, es importante estimar los deberes con plazos inminentes, que serían los que han sido fijados por los tutores, con una fecha próxima en el calendario escolar. Ésas son las tareas que debes priorizar sobre las demás, y alrededor de ellas, asignar al resto de ocupaciones. 

Es importante guardar un plazo de tiempo para cada tarea. Y no intentar estudiar dos materias a la vez, pues no podrías digerir los contenidos, manteniendo la comprensión adecuada. Debes considerar que, al intentar cumplir con varias obligaciones al mismo tiempo, puedes perjudicar tu proceso de aprendizaje. 

 

Ser disciplinado y preservar la motivación 

Una persona disciplinada asume los objetivos como compromisos impostergables. Se implica y cumple con orden lo que está establecido que debe hacer en cada jornada. No se trata de imponer las tareas, sino de asumir la responsabilidad de cumplir con lo que se debe hacer. 

Al mismo tiempo, mantener la motivación es esencial, y una forma de conseguirlo es sostener el enfoque en el logro, que puede ser: la aprobación de las asignaturas, la posterior consecución de un título y la posibilidad de ejercer la profesión que se ha elegido. 

 

Usar herramientas para mantener la concentración

Es indispensable tratar de mantener la concentración, evitando las interrupciones de otras personas, esquivando las distracciones de Internet, el teléfono móvil, la televisión o la música. Aunque la música adecuada también puede servir para estimular y aumentar los niveles de concentración, como ocurre al escuchar música instrumental o clásica, sin cantantes o coros. 

Para evitar las distracciones del móvil, podemos utilizar aplicaciones que incentiven el desuso del dispositivo. Por ejemplo, la app Forest funciona como una planta que crece y se hace fuerte, en recompensa al tiempo que se está despegado del aparato.  

También podemos ayudarnos de otros programas para crear los calendarios, horarios, fijar las horas para cada tarea y marcar las realizadas. Lo que es posible con la ayuda de herramientas de Google WorkSpace como Calendar y Keep

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.