¿Cómo ser auxiliar de veterinaria?

cómo ser auxiliar de veterinaria | Titulae

Cómo ser auxiliar de veterinaria es una pregunta que se formulan a menudo muchos amantes de los animales que se han planteado dedicarse a esta bella innecesaria profesión. Pese a que en la actualidad no existen estudios oficiales o reglados ni centros públicos especializados que impartan las enseñanzas necesarias para ser auxiliar veterinario, sí es cierto que deben poseerse unos determinados conocimientos con que se puedan desempeñar estas tareas profesionales.

Por esa razón, y además, para poder abrirse camino en el intrincado y competitivo mercado laboral de hoy, es más que recomendable obtener una titulación especializada en este terreno.

Así, los conocimientos con que ha de contar un auxiliar de clínica veterinaria, como de otros centros dedicados al trabajo con animales, son muy vastos y diversos:

• Dominar variados conceptos fundamentales sobre la salud e higiene de las mascotas. En este campo se incluyen elementos de Pediatría para cachorros, así como de cirugía veterinaria, las variopintas clases de enfermedades que puedan aquejar a un animal, dermatología y oncología relativas al reino animal, etiología (es decir: conducta de los animales), anatomía y nutrición animales, y otros aspectos vinculados con la medicina veterinaria y la zoología.
• Preparación en trabajo comercial y administrativo para atender a los clientes y gestionar el día a día de los centros que trabajan con animales.
• Conocimientos de higiene y mantenimiento de equipos médicos y quirúrgicos de centros veterinarios, para su oportuno cuidado y puesta a punto.

Además, hay que tener en cuenta que un auxiliar veterinario no solamente trabaja en centros dedicados a la salud de las mascotas, sino que sus salidas profesionales son mucho más variopintas y amplias, como luego veremos.

¿Qué hay que estudiar para ser auxiliar de veterinaria?

Tal y como ya hemos visto, no se exigen oficialmente titulaciones académicas previas para ejercer esta profesión, pero sí se requieren unos conocimientos y competencias que permitan desempeñarla con profesionalidad, nos faciliten el acceso al mercado de trabajo.

A todo ello hay que añadir que el oficio se desarrolla en varias especializaciones concretas: así, dependiendo del lugar en el que trabajemos, no podrá convenir más o menos convertirnos en auxiliar veterinario ecuestre, auxiliar veterinario de animales de granja, o bien de nuevos animales de compañía y animales exóticos, etc.

Incluso hay quien complementa su formación con cursos temáticos específicos, como puedan ser los de Nutrición y Dietética veterinaria, psicología canina y felina, peluquería y estética canina, y algunos otros.

Salidas profesionales del auxiliar veterinaria

Las salidas profesionales de estos auxiliares son numerosas, y, en función de ello, es más que aconsejable una formación especializada. De este modo, para saber qué hay que estudiar para ser auxiliar de veterinaria, es interesante que ofrezcamos una perspectiva general sobre estas especialidades y los cursos que podemos recibir:

• En primer lugar, tendríamos el curso de Auxiliar de Clínica Veterinaria, que nos proporciona los conocimientos generales necesarios: funcionamiento de una clínica de este tipo, tratamiento de la información en departamentos de atención al cliente en centros veterinarios, gestión y administración documental en estos centros, atención al cliente y venta de productos, y, por supuesto, los esenciales e indispensables conocimientos tales como patologías, anatomía, oftalmología, oncología, nutrición y alimentación, neurología, elaboración de diagnósticos, técnicas de laboratorio, y un largo etcétera. Es válido para salidas tales como clínicas veterinarias, tiendas de animales, centros y laboratorios veterinarios, criaderos, sociedades protectoras de animales…
Auxiliar Veterinario de Animales de Granja. En este curso se adquieren todos los conocimientos fundamentales para atender sanitariamente a un tipo de animales que por sus especiales condiciones y características así lo necesitan. Conecta formación, el alumno aprende elementos tales como: Anatomía y morfología, cría de animales de granja, planes antiparasitarios y de vacunación, necesidades de alimentación de calidad dirigidas fundamentalmente a caprinos, bovinos, vinos, patologías que este tipo de animales sufren con una más acusada frecuencia, técnicas de sujeción y manejo, primeros auxilios… Una buena forma especializada y con múltiples salidas profesionales, a la hora de estudiar cómo ser auxiliar de veterinaria.
Auxiliar Veterinario Ecuestre. Como su propio nombre indica, en este curso se aprende todo lo relacionado para desempeñar la profesión a la hora de atender sanitariamente a caballos. De esta manera, aprenderemos a capturar e inmovilizar a los caballos, a cuidarlos con las máximas garantías requeridas, primeros auxilios,, etc este curso concreto nos ofrece salidas laborales en centros hípicos, de doma de yeguadas, centros de actividad equina, clínicas equinas, empresas de servicios ecuestres, puntos de venta especializados, y residencias equinas.
Auxiliar Veterinario de Zoológico. Aquí se recibe formación especializada en cuidado de animales salvajes, en mantenimiento de las instalaciones y recintos de estos, en manipulación y distribución de sus alimentos, y en otras labores y conocimientos precisos para centros zoológicos. Es un curso que capacita para trabajar en zoos, centros de recuperación fauna salvaje, centros de animales en cautividad, y zonas protegidas y parques naturales.• Auxiliar Veterinario Especializado en Animales Exóticos o Nuevos Animales de Compañía (NAC). En una época en que se han extendido mucho los llamados nuevos animales de compañía, como puedan ser los lagartos, hurones, aves exóticas, y otros, también se imparten enseñanzas acerca de su anatomía y morfología, problemas clínicos más comunes, y demás aspectos. Estas especializaciones nos ofrecen una idea muy clara sobre qué estudiar para ser auxiliar de veterinaria. Estos profesionales han de formarse para poder asistir al médico veterinario tanto en sus labores sanitarias, como en labores cotidianas de gestión administrativa.

Debemos hacer hincapié en que este es un sector en pleno apogeo, pues la presencia de centros veterinarios en las ciudades es, cómo puede fácilmente percibirse, cada vez mayor.

A la hora de plantearnos qué hay que estudiar para ser auxiliar veterinario, tendremos que contar con un centro docente que nos ofrezca las infraestructuras, instalaciones, y materiales didácticos adecuados, así como profesores capacitados y debidamente cualificados. Otro requisito deseable es poder escoger la modalidad de enseñanza que mejor se ajuste a nuestras necesidades específicas: presencial u online.

También es de primordial importancia que podamos cursar un periodo de prácticas inmediatamente después de la formación teórica. De este modo, podremos entrar en contacto con el mundo profesional y con empresas del sector, lo que favorecerá un mayor contacto y una mayor cercanía con el mercado de trabajo, y por lo tanto, mayores facilidades para acceder a él.

Asimismo, es muy importante contar con una bolsa de trabajo tras la finalización del curso teórico y práctico completo.

Todas estas características las ofrece Titulae con su Curso de Auxiliar de Clínica Veterinaria en Bilbao. Una excelente oportunidad para aprender cómo ser auxiliar de veterinaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.