Diferencia entre un fisioterapeuta y un quiromasajista

diferencia fisioterapeuta y quiromasajista

La fisioterapia y el quiromasaje son dos tipos de tratamientos terapéuticos que pueden confundirse por emplear técnicas similares de forma puntual. Sin embargo, son especialidades relacionadas al tratamiento del dolor y la movilidad que cumplen con niveles, funciones y objetivos diferentes. Para poder identificar la diferencia entre quiromasajista y fisioterapeuta es conveniente revisar primero el concepto de cada especialidad.  

¿Qué diferencia hay entre Quiromasajista y Fisioterapeuta?

La fisioterapia es una disciplina de la ciencia de la salud, enfocada en la terapia física de pacientes, con el fin de prevenir, mantener y recuperar la funcionalidad y movilidad natural del cuerpo, ante posibles lesiones o traumatismos. El fisioterapeuta es el encargado de aplicar la fisioterapia, bajo prescripción médica, con técnicas manuales como los masajes y con la ayuda de distintas máquinas o instrumentos terapéuticos que emiten ondas, corrientes y cambios de temperatura.

El quiromasaje consiste en la aplicación de un conjunto de técnicas manuales o masajes que buscan manipular la piel, músculos y tejidos grasos a través de frotamientos, presiones y percusiones, para aliviar el dolor en zonas localizadas del cuerpo. Lo que se logra en conocimiento de distintas metodologías y estímulos que generan reacciones específicas. Esta especialidad no se utiliza como tratamiento médico de lesiones, pero puede ser aplicado con fines estéticos y de relajación. El especialista en estas técnicas es el quiromasajista

En la práctica de la fisioterapia y el quiromasaje, la similitud más destacada es la aplicación de técnicas manuales como los masajes. Sin embargo, ambas disciplinas tienen claras diferencias, que pueden agruparse de la siguiente forma: 

Formación y estudios: Fisioterapeuta vs. Quiromasajista

El fisioterapeuta debe acreditar un grado universitario, que es el nivel académico reconocido por el Ministerio de Sanidad, para el ejercicio de esta profesión del ámbito sanitario. Los estudios universitarios de esta carrera tienen cuatro años de duración.

Por su parte, el quiromasajista no debe acreditar una titulación específica para poder trabajar, pero si debe demostrar el dominio de todos los conocimientos necesarios para realizar su actividad, por ejemplo, habiendo realizado un curso de quiromasaje.

Salario Quiromasajista vs. Fisioterapeuta

Un quiromasajista tiene un salario promedio en España de entre 1.200 y 1.700 euros al mes, de acuerdo a la información publicada en distintos portales de empleo. Cabe destacar, que este salario puede variar de acuerdo a factores como los años de experiencia, lugar de trabajo y la comunidad autónoma donde se trabaje. Por ejemplo, si trabaja en un centro de estética privado, ubicado en una capital de provincia, este especialista de la masoterapia puede devengar hasta 1.800 euros al mes. 

Mientras tanto, el fisioterapeuta puede tener un sueldo de entre 1.100 y 1.600 euros al mes. Al igual que en el caso del quiromasajista, la cifra depende de los años de práctica en el oficio, además del sector de la empresa donde trabaje. Si el fisioterapeuta trabaja en un centro de salud público, una clínica privada o consultorio de rehabilitación, puede recibir sueldos diferentes. Los fisioterapeutas que trabajan como parte del servicio público de salud, pueden ganar un salario más alto. 

Funciones Fisioterapeuta vs. Quiromasajista

Un fisioterapeuta tiene funciones específicas, que enumeramos a continuación:  

  • Aplica tratamientos y técnicas de rehabilitación prescritas por un facultativo.
  • Reconoce las distintas partes del cuerpo, identifica las lesiones y los tratamientos más apropiados.
  • Realiza pruebas y valoraciones relacionadas con su especialidad, en colaboración a un equipo multidisciplinar, en centros de salud. 
  • Evalúa y lleva un control de los tratamientos aplicados.
  • Modifica los tratamientos en función de los progresos conseguidos en los pacientes. 
  • Participa en programas informativos y de formación orientados a familiares y cuidadores de afectados por lesiones. 
  • Aconseja y ofrece pautas y tratamientos a profesionales de otras especialidades, que participan en la atención de pacientes con problemas de movilidad. 

Por su parte, el quiromasajista, como especialista en esta disciplina relacionada a la masoterapia, se encarga de desarrollar las siguientes funciones:

  • Identifica las distintas partes de la anatomía humana para poder localizar las zonas afectadas. 
  • Determina las posibles causas y las técnicas apropiadas para el tratamiento del dolor localizado.
  • Reconoce los niveles de sensibilidad de los pacientes.
  • Aplica las distintas técnicas de masajes incluidas en el manual profesional para distintos fines: alivio del dolor, relajación, tonificación o drenaje linfático. 
  • Emplea métodos para rehabilitar traumatismos y dolencias. 
  • Realiza un seguimiento de los tratamientos aplicados.
  • Adapta las terapias de acuerdo con la evolución de los pacientes. 

Salidas laborales del Fisioterapeuta vs. Quiromasajista 

El fisioterapeuta puede trabajar en centros de salud tanto del sector público como privado, tales como: hospitales, centros de atención primaria, centros de atención especial y discapacidades, clínicas privadas, consultorios de rehabilitación, entre otros. También puede especializarse en distintos ámbitos de la medicina como: traumatología y reumatología, fisioterapia deportiva, geriatría, pediatría, neurología, respiratoria, ergonómica, cardiológica, entre otras. 

En cambio, el quiromasajista puede desarrollar su actividad en hoteles, spa y balnearios, centros especializados en quiromasaje, clínicas estéticas, gimnasios, centros de terapias naturales y como autónomos y freelance a domicilio. 

 ¿Qué estudiar para ser Quiromasajista?

Para ser quiromasajista se debe estudiar un curso de quiromasaje corporal terapéutico, de nivel especializado, que incluya en su programa los contenidos del manual profesional del masaje. Dichos contenidos, deben estar enfocados en la enseñanza de las distintas técnicas de quiromasaje para generar beneficios curativos, de rehabilitación, estéticos y de relajación. Además del aprendizaje detallado de la anatomía del cuerpo humano, conceptos anatómicos básicos, normas y consejos para identificar zonas afectadas por distintas dolencias. 

El programa formativo también debe incluir el análisis de la historia de la masoterapia, conceptos relacionados, clasificación, maniobras aplicables y los efectos fisiológicos del masaje. Así como, definiciones más específicas para diferenciar las distintas técnicas que se pueden aplicar, según el tipo de paciente que requiere de la terapia y las dolencias a tratar. 

Puedes realizar el curso de quiromasaje en distintas modalidades: de forma presencial o a distancia en formato online, con una duración de entre 150 y 300 horas académicas. 

Curso de quiromasaje

Si cuentas con un centro de formación de confianza cercano, y tienes la disponibilidad horaria para asistir a clases presenciales en horario fijo, un curso presencial de quiromasaje es una buena opción. Sobre todo, para aprender los contenidos prácticos que incluye el programa formativo. 

En Titulae, puedes realizar el curso de quiromasaje en Bilbao con un claro enfoque a una pronta inserción laboral.

Curso online de quiromasaje

En caso de que no encuentres una academia de estudios con una ubicación cercana, o no tengas la disponibilidad horaria para realizar los estudios de lunes a viernes con horario fijo, puedes optar por estudiar el curso de quiromasaje en modalidad a distancia, a través de una novedosa plataforma online. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.