Formación a distancia VS. presencial: ¿cuál es la mejor opción?

formacion a distancia formacion presencial

Quedaron atrás los años en que la formación a distancia era peor valorada y vista con recelo por los candidatos a estudios profesionales. Hoy en día se ha convertido en una de las opciones preferidas para los estudiantes de distintos niveles educativos. Especialmente entre los más jóvenes. Pero, ¿cuál es la mejor opción: la formación a distancia o la formación presencial? 

Ahora es posible obtener un título de FP en Grado Medio o Grado Superior, accediendo a las clases a través de internet, organizando la formación a un ritmo adecuado a la disponibilidad, con total autonomía y con la ayuda de tutores especializados disponibles para resolver dudas por vías como chats, mensajerías de texto o videollamadas. 

De acuerdo con una encuesta publicada por el Foro Económico Mundial, el impacto de la formación a distancia ha tenido una repercusión tan importante, que más del 77% de los jóvenes en todo el mundo, expone en su currículum al menos un curso online, entre su formación. 

Otro indicio que comprueba la gran aceptación de la formación a distancia, es el número de usuarios de plataformas de cursos online. Al menos 90 millones de alumnos se registraron solo en el año 2018, en las cinco principales plataformas de cursos online a escala mundial. 

Sigamos indagando en las características del eLearning para poder determinar la mejor modalidad a la hora de elegir un curso de formación. 

 

Breve recorrido por la Historia de la formación a distancia o eLearning 

El concepto de eLearning o educación a distancia surge en 1996, pero comenzó a desarrollarse desde hace muchos años atrás. Veamos un resumen cronológico de su historia: 

  • En 1924, Sidney L. Presse, inventó la primera máquina de enseñanza: un aparato que permitía suministrar preguntas con respuestas de opción múltiple. 
  • Hacia 1960 surge PLATO, un sistema que sirve de base a los LMS (Learning Management System, en castellano: sistema de gestión de aprendizaje), con elementos que hoy se ven aplicados en chats y foros online. 
  • En 1965 se ofrecen en la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, los primeros cursos telefónicos. 
  • No fue hasta 12 años después, en 1976, cuando la Universidad de Phoenix ofreció el primer curso en línea.
  • En 1980 surgen los conceptos de campus virtual y LMS. 
  • Tras una larga pausa en el desarrollo de tecnología relacionada, en 1995 aparece la primera red social educativa en el dominio classmates.com, creada por Randy Conrads. 
  • Un año más tarde, dan el concepto formal de e-Learning. 
  • En 1997, la WebCT presenta una herramienta que se convertiría en el primer Sistema de Gestión de aprendizaje moderno. 
  • Para el 2000 surge el b-Learning, en el que se combina el sistema e-Learning con la formación presencial, dedicada a las fases más relevantes del proceso de formación. 
  • En 2004 lanzan la web 2.0, como una nueva forma de facilitar información a través de la red, más enfocada en la usabilidad del usuario y en ofrecer opciones para compartir información. 
  • Cuatro años después, en 2008 aparece la primera versión del M-Learning (mobile learning, aprendizaje electrónico móvil, en castellano), una estrategia de formación que permite aprovechar los contenidos de internet como material de apoyo a través de dispositivos móviles y tablets. 
  • Fue hasta el 2013 cuando se hace notorio el auge de los MOOCs, o cursos masivos, abiertos, en línea. 
  • En 2016 presentan Learning Analytics Big Data, un proceso de toma de decisiones, que se fundamenta en los principios del análisis de datos. 

 

Ventajas de la formación presencial 

Como modalidad tradicional, la formación presencial ofrece importantes ventajas, entre las que resaltan la cercanía e interacción cara a cara con tutores y compañeros de estudio. Veamos otras virtudes de esta forma de aprendizaje: 

  • El trato entre formadores y alumnos se da de forma directa, cercana, permite la interacción inmediata y un trato personalizado.
  • La resolución de las dudas se puede dar de una forma más rápida y oportuna. 
  • Hay más posibilidades de socializar y conseguir contactos que pueden servir de ayuda para el acceso al mercado laboral. 
  • La disciplina se impone como regla implícita ante la necesidad de cumplir horarios fijos.
  • Posibilita el desarrollo de otros tipos de actividades didácticas y procesos distintos de aprendizaje, como los trabajos en grupos, exposiciones, debates, entre otras dinámicas. 

 

Ventajas de la formación online

 La formación a distancia, también denominada e-Learning, es posible desde cualquier lugar con conexión a internet y acceso a una plataforma digital. Permite el estudio desde un aula o campus virtual, que muestra de una forma interactiva todos los contenidos que conforman el programa académico. Y esta es una realidad gracias al desarrollo de Internet. Veamos las virtudes adicionales que tiene este modo de estudio: 

  • La formación a distancia reduce los obstáculos geográficos de la presencialidad y hace posible que se pueda estudiar desde cualquier parte del mundo, en cualquier institución que ofrezca esta modalidad formativa. 
  • Fomenta el autoaprendizaje, mayor sentido de la organización y responsabilidad. 
  • Los contenidos del programa formativo siempre están disponibles para el estudio del alumno, lo que permite una mayor flexibilidad horaria y mayor autonomía al alumno. El estudiante puede crear su propio horario en función de su disponibilidad, además de estudiar varias materias al mismo tiempo si así lo desea. 
  • La matriculación en este tipo de cursos es más asequible, porque no requiere de infraestructuras físicas.
  • Permite el ahorro de gastos relacionados, como el transporte, impresión y presentación de trabajos escritos, entre otros.  
  • Los contenidos pueden actualizarse de forma inmediata gracias al formato digital. 
  • La formación a distancia tiene una gran oferta de cursos en todos los niveles y especialidades. Y suele incluir disciplinas de nueva creación como pueden ser ahora cursos sobre energías renovables, arquitectura de sistemas informáticos, entre otros. 
  • Hay cursos online que permiten la repetición de los exámenes para mejorar la calificación.  

Ahora que conoces las ventajas de cada modo de aprendizaje, puedes sacar tus propias conclusiones sobre la mejor opción de formación para ti. Sea cual sea la decisión final, lo importante es que en nuestro centro de formación Titulae te damos la posibilidad de escoger cursos de un amplio catálogo, con especialidades adecuadas para todas las vocaciones profesionales, en modalidad presencial y a distancia. ¿Quieres más información? No dejes de enviar el formulario. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.