¿Qué es el higienista dental?

que es el higienista dental

¿Qué es el higienista dental? es una pregunta que a menudo se formulan todos los que quieren formar parte de esta interesante profesión. Pues bien, se trata de un oficio muy joven nuestro país, puesto que se regula por vez primera en una ley de los años 80 (concretamente, la Ley 10/1986, que regula la profesión de odontólogo, protésico e higienista dental), y posteriormente en un Real Decreto de 1994 que desarrolla la anterior. Los higienistas bucodentales han de poseer el título de Formación Profesional exigido por la legislación, y principalmente ejercen funciones asistenciales de los odontólogos, si bien, como luego veremos, estas no son las únicas facultades que desempeñan.

Las leyes a propósito de los profesionales odontológicos surgieron en un momento histórico, la España de mediados de los 80, en que se observaba una considerable carencia de personas que pudieran cubrir los puestos de trabajo en este sector. Y es que, si algo caracteriza el mundo de la odontología, es la permanente expansión de la demanda de trabajo. Es un mercado laboral donde siempre se suele necesitar de nuevas incorporaciones.

¿Cuáles son los estudios del higienista bucodental?

Al tratarse de una profesión regulada, la legislación exige unos estudios que habilitan para desempeñar los puestos de higienista dental. Así, para el higienista bucodental, los estudios reglados son algo absolutamente primordial e indispensable. Quienes ejercen este importante oficio asistencial son considerados Técnicos Superiores, por lo que han de poseer necesariamente una titulación de formación profesional de grado superior.

Sin embargo, antes de adentrarnos en el mundo académico de esta especialidad, hemos de distinguirla adecuadamente de la de auxiliar dental. Para esta última profesión, se requieren estudios de inferior grado, y se perciben menores retribuciones. Un auxiliar dental no puede llevar a cabo tratamientos en la boca del paciente, y además ejerce funciones administrativas y de control de los historiales clínicos.

Con el título de Técnico Superior en Higiene Bucodental, se puede trabajar tanto en el sector público como en el privado. La oferta al respecto es sumamente diversa y variopinta: Así, se puede formar parte de equipos de salud bucodental y Atención Primaria, consultas o gabinetes privados, unidades de promoción de la salud, equipos de prevención y atención sanitaria, etc.

Los conocimientos y destrezas que se adquieren en estos estudios profesionales son los siguientes:

  • Gestión administrativa de los ficheros de los pacientes, para así poder proporcionarles una respuesta adecuada en lo que atañe a sus necesidades de atención.
  • Prevención de riesgos y optimización de recursos, así como colaboración en la programación de actividades de la unidad donde el higienista desarrolle su trabajo.
  • Gestión administrativa y logística de la adquisición de abastecimientos para la clínica.
  • Obtención y registro de los datos bucodentales del paciente, tras la correspondiente exploración.
  • Aplicación de diversas técnicas de prevención y asistencia.
  • Colaboración a la hora de efectuar las radiografías de los pacientes.
  • Planear y desarrollar las actuaciones para el seguimiento epidemiológico de grupos demográficos.
  • Apoyo psicológico a los pacientes.
  • Diseño y realización de actividades educativas para fomentar la salud bucodental entre la población.

Por lo tanto, los conocimientos del higienista bucodental oscilan entre las tareas administrativas y logísticas, las funciones educativas, estratégicas y de apoyo, y, sobre todo, la intervención asistencial odontológica, participando en la exploración bucodental del paciente y llevando a cabo las tareas de higiene tales como el rayado, el blanqueo, etc.

Pero para saber qué es un higienista bucodental, también hemos de saber que podemos contar con variadas alternativas en el mercado de trabajo. La gama de opciones profesionales para un técnico superior de higiene bucodental es amplia: pueden trabajar cómo técnicos superiores, técnicos especialistas, higienistas, o educadores en salud bucodental.

Estos estudios incluyen unas competencias y conocimientos lo suficientemente extensos y profundos como para dar una idea bastante clara acerca de la esencial importancia de esta profesión en el mundo odontológico. Se incluye desde aspectos administrativos y logísticos, hasta el estudio de la cavidad oral, conocimientos y habilidades de intervención bucodental, epidemiología, educación, cirugía, implantes, periodoncia, prótesis, conservación, primeros auxilios odontológicos, conocimientos fisiopatológicos, orientación laboral y emprendimiento, formación práctica en centros de trabajo, etc.

Funciones y tareas del higienista bucodental

Cuando hablamos del higienista bucodental, las funciones que desempeña suelen ser una de las grandes incógnitas para la mayoría de la gente. Ello se debe a la gran confusión que se ha sembrado sobre esta opción profesional, pues muchas personas entremezclan erróneamente sus facultades con las de los auxiliares dentales.

Tanta ha sido la confusión, que ello incluso ha originado artículos escritos por profesionales cualificados para despejar toda duda. Es el caso de la publicación realizada por el Dr Rodríguez Menacho, Secretario y Asesor Jurídico del Ilustre Colegio Oficial de Dentistas de Cádiz. En este artículo, no solamente se delimitan las funciones del higienista con toda claridad, sino que además se insiste es lo imprescindible que resulta esta figura para el correcto funcionamiento de cualquier clínica, centro o unidad bucodental.

El doctor Rodríguez Menacho distingue entre varios tipos de funciones de un higienista bucodental:

  • En primer lugar, las atribuciones en materia de salud pública, tales como la recogida de datos sobre el estado de la cavidad oral del paciente, acciones educativas de tipo sanitario, información sobre higiene y medidas de prevención sanitaria bucodental, etc.
  • En segundo lugar, las atribuciones técnico-asistenciales, como por ejemplo la aplicación de fluoruros, sellar fisuras con técnicas no invasivas (es decir, sin perforar), eliminar cálculos y tinciones en los dientes, y un largo etcétera.
  • Y en tercer y último lugar, las funciones de asistencia al facultativo odontológico. Entre ellas, se encuentra también la asistencia técnica a la hora de realizar pruebas radiológicas.

Como hemos podido apreciar, se trata de un abanico de competencias multiforme y complejo, y que por lo tanto requiere de una formación seria impartida por profesores muy cualificados.

Además, otro aspecto que no hay que menoscabar es la importancia de unir la formación teórica a la formación práctica en centros especializados en salud bucodental, y por último orientar al futuro higienista sobre el mercado laboral y también sobre las posibilidades de emprendimiento. Qué es un higienista bucodental es una pregunta que solo termina de responderse adecuadamente en términos académicos y prácticos, cuando se conoce sobre el terreno la riqueza de habilidades y sapiencias que requiere esta profesión tan sumamente necesaria.

Adquirir la suficiente sabiduría y conocimiento para ejercer las tareas de higienista bucodental es un camino arduo, pero que merece la pena. A la hora de estudiar una FP de higienista bucodental, puedes contar con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.