¿Qué hace un auxiliar de veterinaria?

Que hace un auxiliar de veterinaria | Titulae

Qué hace un auxiliar de veterinaria es una pregunta que se plantean muchas personas que se interesan por esta profesión hoy en día. Y es que curar y ayudar a los animales puede ser una ocupación muy bella, y puede garantizarnos un futuro en la revuelta época que nos toca. Hay que tener en cuenta que se trata de una opción con muchas salidas en el actual mercado de trabajo. Si tienes pasión por los animales, quizá este sea tu camino profesional en la vida, y lo primero es informarse al respecto para despejar toda posible duda.

Los requisitos para acceder a la trayectoria formativa con que convertirse en auxiliar de veterinaria son, en principio, soberanamente sencillos: tan sólo tener cumplidos los 16 años de edad. Las salidas laborales son muy extensas y variopintas: clínicas y hospitales veterinarios, residencias, zoológicos, y centros de adiestramiento o tiendas de animales, entre otros centros y núcleos donde se trabaje con animales habitualmente. En todos ellos, la labor de un profesional de estas características es muy demandada y apreciada.

Además, se trata de una profesión específica que posibilita el autoempleo, y no solamente el trabajo por cuenta ajena. Así pues, a la ya crecida demanda de estos trabajadores existente en el actual panorama laboral, hay que agregar la posibilidad de ser nuestros propios jefes y establecernos por nuestra cuenta.

Actualmente, en el 40 % de los hogares hay, al menos, un animal doméstico. Esto ya de por sí nos proporciona un dato bastante esclarecedor sobre la importancia de este trabajo en nuestra sociedad.

Pero ¿qué es preciso estudiar para ejercer esta bella y demandada profesión? Para ello, es necesario estudiar un curso de Técnico Auxiliar en Veterinaria, incluso en alguna de sus múltiples especialidades: Auxiliar Veterinario Ecuestre, de Animales de Granja, de Clínica Veterinaria, o Auxiliar Veterinario Especialista en Animales Exóticos o NAC (es decir: los llamados nuevos animales de compañía, una amplia variedad de acuario, terrario y jaula: el hurón, el conejo, los roedores, los reptiles y las aves, así como los invertebrados artópodos tales como tarántulas o escorpiones).

Funciones principales de un auxiliar veterinario

Sin embargo, otro aspecto crucial que hemos de conocer antes de adentrarnos en esta senda profesional, son las funciones de un auxiliar veterinario. Estas se vertebran en tres facetas primordiales: gestión administrativa de la clínica, desempeño de diversas tareas de apoyo al veterinario, y llevar a cabo los primeros auxilios.

En términos más detallados, las funciones que han de ejercer estos profesionales son las siguientes:

  • Recogida de muestras biológicas.
  • Revisar el estado de higiene de los animales y comprobar su temperatura corporal.
  • Llevar a cabo el seguimiento y los chequeos de los animales.
  • Prestar ayuda en las tareas del veterinario como los diagnósticos, la realización de curas, la provisión de los fármacos necesarios, o la aplicación de las terapias.
  • Preparar los recursos, materiales, y fármacos precisos para realizar las intervenciones quirúrgicas, así como ejercer las funciones de ayudante en todo el proceso quirúrgico. Deberá igualmente limpiar, desinfectar y reponer el material utilizado, y asimismo se ocupará de las instalaciones.
  • Por supuesto, es quien habrá de recibir al cliente y su mascota. Estos profesionales son los responsables de las recepciones de las clínicas y hospitales veterinarios, entre otros centros y negocios de cuidado de animales.
  • Elaborar los presupuestos y las facturas, así como ocuparse de los cobros e igualmente de la gestión del stock disponible y de los pedidos de los clientes.
  • También lleva a cabo funciones comerciales, de marketing y comercialización de productos en la tienda.
  • Asimismo, ha de ejercer funciones de recuperación de clientes perdidos o inactivos, y de cursar y gestionar las quejas y las reclamaciones de la clientela.

Qué no debe hacer un auxiliar de veterinaria

Además, y como en toda profesión que se precie de tal, en la de auxiliar de veterinaria hay un código ético y deontológico. Ello significa que, al igual que hay una serie de funciones y conocimientos que hemos de dominar, también hay una serie de cosas que no debemos hacer. Por supuesto, lo primero y fundamental es que un auxiliar de veterinaria no debe extralimitarse de las funciones concretas que tiene atribuida, ya que su lugar es esencialmente subalterno y de respaldo al veterinario.

A la hora de saber qué hace un auxiliar de veterinaria, es indispensable tener muy claro que un técnico auxiliar de veterinaria no es un Asistente Técnico Veterinario. Las labores que ha de realizar este último requieren de un mayor grado de cualificación y especialización, y necesitan poseer nociones muy amplias de genética y farmacología vinculadas con los animales, así como de enfermería quirúrgica y obstétrica, y también de enfermería general y de mantenimiento de los equipos e instrumental empleados cotidianamente en la cirugía veterinaria.

Por razones de ética y eficacia profesionales, una de las cosas esenciales que no debe hacer un auxiliar de veterinaria es inmiscuirse en las funciones de un asistente técnico. La división del trabajo es un aspecto clave en el sector sanitario, veterinaria incluida, y, aunque no existan titulaciones oficiales para esta profesión concreta, debe respetarse escrupulosamente tal distribución de tareas.

¿Un auxiliar de veterinaria puede poner vacunas?

Dentro de este apartado, cabe responder a una pregunta harto habitual, y es la de si un auxiliar de veterinaria puede poner vacunas.

La respuesta rotunda e inequívoca a esta cuestión es que no. Conocida es la noticia de la prestigiosa revista de información y actualidad de veterinarios Animal’s Health, en que se relataba cómo una auxiliar técnica veterinaria era condenada por el Juzgado de lo Penal nº 2 de Orihuela, con pruebas obtenidas por una detective privada, contratada nada menos que por el Colegio de Veterinarios de Alicante.

¿La razón? Precisamente, recetar y aplicar vacunas a animales, motivo por el que fue condenada por un delito tipificado de intrusismo profesional.

Esta es una profesión de futuro en una sociedad donde las mascotas son un elemento casi omnipresente, pero también hemos de tener presentes sus límites, qué hace un auxiliar de veterinaria y qué no debe hacer.

Con objeto de aprender esta labor de auxiliar de veterinaria, en qué consiste y cómo desempeñarla, para así desarrollar tu labor eficazmente y con responsabilidad, habrás de recibir un buen curso de auxiliar de veterinaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.