Los primeros auxilios en veterinaria

primeros auxilios en veterinaria

Los primeros auxilios en veterinaria son de gran importancia para cuidar de nuestras mascotas. Es muy probable que en algún momento de la vida de nuestro animal de compañía vayamos a tener alguna urgencia de este tipo. Hay que tener muy en cuenta que, por supuesto, la prioridad categórica en esta índole de situaciones es mantener el sosiego, tanto propio como del animal, y procurar acudir a un especialista veterinario o centro clínico.

Los consejos que aquí te ofrecemos pretenden ser una guía básica cómo actuar en caso de una urgencia sanitaria de nuestra mascota. También incluimos los medicamentos y materiales con que deberías contar para asistir a tu animal de compañía en caso de una apremiante ineludible necesidad de primeros auxilios. Es muy necesario estar preparado para evitar desgracias mayores en caso de accidente o de graves dolores o malestares perentorios en nuestra mascota.

¿Cómo actuar en una emergencia con tu mascota?

En primer lugar, es indispensable estar preparado para lo que pudiera suceder. Debemos tener debidamente actualizada la identificación de nuestra mascota, y, además, conocer a las personas de nuestro entorno y de nuestra comunidad para estar informados sobre los centros veterinarios más próximos y sobre aquellas personas que pudieran hacerse cargo de nuestro animal en situaciones de emergencia.

Entre los elementos necesarios para una correcta identificación médica de nuestra mascota, debemos tener siempre actualizados y a mano los siguientes: collares y etiquetas, microchips, y la documentación tal como los papeles de adopción, documentos de vacunación, información de registro, horarios de alimentación o especiales necesidades de salud de cada animal concreto, una foto reciente de la mascota, etc.

También es fundamental contar con los suministros que pudieran resultar cruciales en caso de emergencia. Así, es necesario siempre contar con alimentación para nuestro animal para toda una semana, y contenida en un recipiente hermético y resistente al agua. Asimismo, deberemos contar con suministro de agua para para nuestra mascota, igualmente para una semana.

Es necesario que poseamos arneses o correas resistentes, una jaula o caja transportadora, elementos de aseo y comodidad, incluyendo juguetes conocidos, documentos, registros médicos y fármacos, y por supuesto, un bolso con los suministros y el botiquín de primeros auxilios veterinarios.

Una planificación adecuada es decisiva también para evitar posibles riesgos venideros. Conocer nuestro barrio, pueblo o zona residencial, saber cuáles serían las formas más adecuadas para evacuar nuestra vivienda, conocer refugios, etcétera. Tener vecinos, amigos, o familiares de confianza cerca de nuestra casa puede ser muy útil en una emergencia.

Algunos consejos generales de interés para brindar primeros auxilios a nuestra mascota serían los siguientes:

  • Valorar sus constantes vitales.
  • Evaluar su comportamiento y si se deja tocar por nosotros. Cuando los animales se encuentran nerviosos o doloridos, pueden dañar o atacar a sus propios dueños.
  • No forzar movimientos del animal, por ejemplo si no puede mover una pata o girar el cuello.
  • Hacer presión directa en las heridas sangrantes. Es preciso evitar los torniquetes, salvo en situaciones de extrema urgencia.
  • Si se trata de un envenenamiento o intoxicación, trataremos de identificar el producto que ha perjudicado a nuestro animal.
  • En principio, no se debe hacer vomitar a un animal si no sabemos lo que hay ingerido, a menos que medie recomendación expresa del veterinario.
  • Lavar y cepillar la zona de la piel de la mascota que ha podido estar en contacto con el tóxico, y usar siempre guantes en estos casos.
  • Si nuestra mascota ha vomitado, hay que tener en cuenta si está muy alicaída o adormilada, si en los vómitos hay rastros de bilis, sangre, o lo que parecen posos de café, y si los vómitos son persistentes o se producen con cierta frecuencia. En los casos de vómito en primeros auxilios en veterinaria, hay que retirar todo alimento sólido a nuestros animales durante el tiempo necesario ofrecerle el agua en pequeñas cantidades, y administrarle la dieta que el veterinario nos indique.

Lista del botiquín de primeros auxilios de un veterinario

Por supuesto, a la hora de organizar nuestro botiquín deberíamos planificarlo en función del número y tamaño de mascotas que tengamos en nuestro hogar. También influye poderosamente en ello la experiencia y cualificación que tengamos en el sector veterinario, que por lo común será muy pequeña o nula.

Por eso, el botiquín de primeros auxilios de un veterinario siempre es mucho más amplio, y completo que el que nosotros podamos por leer en nuestra casa. Sea como fuere, es de gran importancia seguir unos consejos básicos a este respecto.

El botiquín de primeros auxilios veterinarios debe ser cercano y accesible para cualquiera que deba usarlo. Además, se deben seguir unas normas generales básicas en su organización:

  • Aunque se mantenga accesible, asimismo debe estar fuera del alcance de niños y animales. Por ello, es imprescindible que cuente con una llave de cierre. Este es un factor básico para entender qué son los primeros auxilios en animales.
  • Debemos revisarlo de forma periódica, para así poder eliminar fármacos y productos caducados o deteriorados.
  • También debe reponerse con periodicidad, para que nunca falten los productos necesarios.
  • Deberá contar con un inventario escrito, en que figure en todos los materiales incluidos.
  • Cada fármaco deberá incluir su prospecto e instrucciones de uso.
  • Aquellos productos que hayan de permanecer estériles o sean especialmente sensibles a humedades deberán protegerse en un contenedor aislante, hermético y resistente, protegido de la luz solar directa, el calor, las temperaturas extremas y la humedad.
  • Debe poder manejarse y trasladarse de manera rauda y cómoda. Los botiquines aparatosos o excesivamente voluminosos pueden ocasionar problemas innecesarios.
  • No han de almacenarse en él todos los medicamentos de nuestro animal, sino tan solo los de primeros auxilios y emergencias.
  • No se deben mezclar los productos y fármacos de los humanos con los de las mascotas.
  • Es fundamental que nuestro botiquín se encuentren por escrito informaciones esenciales como la clínica veterinaria de urgencia más próxima, con su dirección y teléfono, así como los datos de contacto del centro veterinario y del especialista que debe o suele atender a nuestro animal de compañía.
  • Incluiremos en el botiquín el material de protección, como los guantes de látex o el bozal de nuestra mascota, una manta o toalla para ayudar a sujetar la, y también material de cura de primeros auxilios (agua oxigenada, alcohol de desinfectar, etc), medicamentos de uso interno y externo, instrumental de cura (pinzas para retirar garrapatas, cortauñas y jeringuilla, tijeras pequeñas y romas para el corte de gasas o vendas, etc), así como otros materiales necesarios, tales como bolsas de frío químico o termómetros.

Si te gustaría profundizar en el mundo veterinario y los primeros auxilios en veterinaria, y consagrarte a ello profesionalmente para poder ayudar a los animales también en el ámbito profesional, quizá deberías informarte sobre nuestro curso de auxiliar de clínica veterinaria.

Un comentario sobre “Los primeros auxilios en veterinaria”

  1. Alexander dice:

    Muy buen articulo, me gusta todo lo relacionado con la veterinaria y los cuidados a realizar cuando tienen problemas.
    He estado leyendo por encima vuestro curso y estaría interesado en hacerlo. He dejado los datos en el formulario de contacto. Quedo a la espera de vuestra información.
    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.