Diferencia entre Celador y Celador Conductor

diferencia entre celador y celador conductor

Si revisamos la definición de un celador desde la aparición del cargo en el ámbito sanitario, tenemos que es el encargado de vigilar que se cumplan las normas establecidas dentro de un centro de salud. Con el tiempo, este oficio ha evolucionado y sumado funciones, que, según la normativa vigente en cada Comunidad Autónoma, permite la creación de distintos cargos, con obligaciones similares y algunas funciones específicas diferentes. Como se da en el caso de celador conductor, en los servicios de salud de Andalucía.

Para evitar la confusión y aclarar las dudas sobre las funciones que desempeñan y la diferencia entre celador y celador conductor, vamos a señalar en este artículo toda la información sobre estos puestos de trabajo tan esenciales.

¿Cuáles son las diferencias entre Celador y Celador Conductor?

Como decimos al principio, el celador es el personal sanitario encargado principalmente de vigilar las distintas áreas de un centro de salud. Este profesional debe controlar la entrada y salida de personas, garantizando que se cumplan las normas de acceso en el recinto y que los pacientes se mantengan en la zona que corresponde para su debida atención. Además, debe orientar a los pacientes que acuden a los distintos servicios clínicos. Su labor evita que personas no autorizadas accedan a áreas restringidas.

Por su parte, el celador conductor, aunque pertenece a la misma categoría, suma la función específica de conducir vehículos entre distintas zonas de las instalaciones sanitarias.

Ambos cargos tienen competencias esenciales y actúan en colaboración con el resto de profesionales que laboran en el ámbito sanitario, sobre todo junto a los auxiliares de enfermería y enfermeras/os.

Diferencia de funciones entre Celador y Celador Conductor

Son numerosas las funciones que debe cumplir un celador. Las mismas están establecidas en el Reglamento de Personal de Servicios Especiales de Oficio y Subalterno de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social y las enumeramos a continuación: 

 

Funciones de un Celador

  • Vigilar las entradas y diferentes zonas de las instalaciones sanitarias para evitar el acceso a zonas restringidas y orientar el tránsito de los pacientes.  
  • Conducir y trasladar entre departamentos del centro de salud, las comunicaciones verbales, documentos, correspondencias, objetos y mobiliario indicado por sus superiores. 
  • Cumplir con servicios de guardia en turnos establecidos. 
  • Realizar labores de limpieza excepcionalmente asignadas.
  • Cuidar e instruir a los pacientes para que realicen un uso adecuado de enseres y ropas de la institución, con el fin de evitar su deterioro.
  • Servir de ascensoristas cuando se requiera. 
  • Vigilancia nocturna del centro de salud. 
  • Velar por mantener el mayor orden y silencio en las dependencias de la institución. 
  • Rendir cuentas sobre desperfectos y anomalías en la limpieza y conservación del edificio y materiales.
  • Inspeccionar el acceso y estancias de los familiares y visitantes, solo permitiendo la entrada de personas autorizadas. 
  • Supervisar y controlar el comportamiento de los enfermos y visitantes durante su estancia en las zonas del centro de salud.
  • Cuidar que los visitantes no deambulen por los pasillos y dependencias más de lo necesario.
  • Trasladar a los pacientes desde el servicio de ambulancias hasta el área de atención. 
  • Ayudar al personal de enfermería en el movimiento y traslados de los pacientes.
  • Colaborar de forma excepcional en las labores de aseo personal de los pacientes internos. 
  • En ausencia del peluquero deben rasurar a los pacientes que vayan a ser intervenidos. 
  • Asistir en la zona de quirófano en las labores que le sean encomendadas. 
  • Apoyar en la práctica de autopsias, en aquellas funciones que no requieran uso de instrumental en el occiso.
  • Cuidar la higiene y alimentación de los animales utilizados en pruebas experimentales, siguiendo las indicaciones de supervisores. 
  • Abstenerse de comentar con familiares y cuidadores sobre diagnósticos, exploraciones y tratamientos que sean realizados a los pacientes internados. 
  • Encargarse de todas las labores similares a las ya descritas que le sean encargadas. 

 

Funciones de un Celador Conductor

El celador conductor puede encargarse de las mismas labores que se asignan a un celador, incluyendo entre sus deberes la conducción de vehículos automóviles al servicio de la institución sanitaria. 

En definitiva, las funciones del celador conductor dependerá de lo establecido en la legislación de la Comunidad Autónoma donde trabaje, así como de las normas internas de cada servicio de salud. 

Oposiciones para ser Celador vs. Celador Conductor

Como en otros procesos de oposición, los aspirantes a celador y celador conductor deben superar el proceso de selección que está dividido en dos fases. En función de la nota obtenida en las dos fases se asignan las plazas vacantes.

La primera de las fases a superar es la denominada de oposición. Esta parte inicial consta de una prueba teórica de 100 preguntas. Incluye preguntas de selección simple con cuatro posibles respuestas y una sola opción correcta y un cuestionario tipo práctico. La puntuación máxima en esta prueba es de 100 puntos.

La segunda fase es la de concurso, en la que se deben contar los méritos de cada postulante. Esto consiste en sumar puntos a cada aspirante de acuerdo a la valoración de su perfil. Los puntos que suman son: la formación académica, experiencia personal, formación especializada, publicación de trabajos científicos e investigación. 

Es importante tener en cuenta que la convocatoria de oposición a celador y celador conductor puede ser diferente, de acuerdo a la comunidad autónoma que la convoca y al sistema de salud autonómico. 

 

Diferencia en el temario de oposiciones

Los sistemas de salud autonómicos que diferencien al celador del celador conductor en la convocatoria de oposición, pueden incluir en el temario temas adicionales específicos para cada cargo. 

En el caso de Andalucía, el temario tiene una parte común para ambos cargos, que consta de nueve temas. El temario de celador incluye ocho temas relacionados a las tareas habituales de cualquier celador sanitario. Mientras el temario de celador conductor contiene 19 temas específicos, sobre conducción de vehículos como: la legislación de tráfico, seguridad vial, características de los vehículos de transporte sanitario, aspectos mecánicos y de conducción. 

Es importante destacar que, para cada convocatoria de oposición puede haber un temario diferente en cada caso. Dicho temario se da a conocer de manera oportuna en los días que se especifique en la información de la convocatoria. 

Requisitos para ser Celador Vs. Celador-Conductor

Los requisitos para ser celador pueden cambiar en cada convocatoria de oposición. Sin embargo, a lo largo de los años, hay requisitos que se mantienen, por ejemplo: 

  • Haber cumplido 16 años y no exceder la edad máxima de jubilación. 
  • Tener nacionalidad española o de algún país de la Unión Europea. 
  • Acreditar la titulación de Grado Escolar o equivalente.
  • Ser apto para desempeñar las funciones del cargo de celador. 
  • No haber sido destituido de otros cargos de la Administración Pública por causas disciplinarias. 

Por lo general los requisitos para aspirar al cargo de celador conductor son los mismos, salvo el carnet de conducir clase B, que exigen, entre otros casos, en las convocatorias del Servicio Andaluz de Salud. 

Diferencia de sueldo entre Celador y Celador Conductor

Como hemos visto, el celador conductor puede realizar labores adicionales a las de un celador convencional, lo que implica una diferencia en el sueldo que percibe. 

El sueldo de un celador conductor puede ser de entre 18.592,32  y 20.018,13 euros brutos anuales, con pagas extras incluidas. Lo que sería igual a una retribución mensual aproximada de entre 1.328,02  y 1.429,86 euros. 

Por su parte, el sueldo de un celador puede ser de entre 17.432,17  y 18.762,80 euros brutos al año, con pagas extra añadidas. Su salario mensual rondaría entre los 1.245,15  y los 1.340,20 euros. Puedes consultar aquí el salario de un celador del Osakidetza.

Como es evidente, la diferencia salarial entre un celador y un celador conductor no es desdeñable. También es importante tener en cuenta que estos montos orientativos pueden variar en función de distintos factores como: la ubicación geográfica de las plazas y el año de experiencia de cada profesional.  

¿Dónde prepararse las Oposiciones a Celador?

Para garantizarse una ventaja importante en los procesos de oposición que signifique obtener un puesto de trabajo fijo y la estabilidad de un funcionario de gobierno, realizando labores como celador o celador conductor, es importante prepararse la oposición, contando con un proceso de aprendizaje dedicado y especializado, como el que ofrecemos en Titulae. En nuestro centro de formación, te ayudaremos a prepararte las oposiciones a celador de Osakidetza, tanto en modalidad presencial como en modalidad online

Desde el momento de la inscripción tendrás acceso al temario completo y actualizado, correspondiente a la convocatoria más reciente. Podrás contar con tutores y material didáctico específico, elaborado por expertos en oposiciones y editoriales consolidadas en esta área. Solicita más información enviando el formulario. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.