El sueldo de un celador del Osakidetza: ¿qué ventajas tiene?

Oposiciones Celador Osakidetza

El sueldo de un celador del Osakidetza es una de las razones fundamentales por las que tantas personas en la Comunidad Autónoma del País Vasco se interesan por este puesto, humilde en sus cometidos y dentro de la jerarquía profesional hospitalaria, pero también perteneciente al servicio de salud cuyos trabajadores son los mejor pagados de todo el territorio español en esta especialidad concreta.

El Servicio Vasco de Salud u Osakidetza es uno de los servicios de gestión sanitaria autónómica permitidos por el artículo 148 (concretamente apartado 21º:  Sanidad e higiene) de la Constitución Española de 1978, artículo que fue desarrollado en su día por la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad. Si bien ha de tenerse en cuenta que el Osakidetza en concreto fue creado en 1983. Asimismo hay que tener presente que, precisamente a consecuencia de la gestión autonómica de la sanidad pública en Euskadi, los sueldos aventajan con mucho a los de las demás Comunidades Autónomas: así, la retribución de estos trabajadores supera generalmente los 20.000 euros al año (el mínimo suelen ser 21.000), en tanto que en las demás Autonomías, lo habitual es que no sobrepasen los 16.000.

La tabla salarial de Osakidetza y otras ventajas de ser celador sanitario en Euskadi

A ello hay que agregar los beneficios del Convenio de Osakidetza para 2021. Así, para este año ha sido anunciada una subida retributiva del 0’9% para todo el personal funcionario de la Administración sanitaria autonómica vasca y sus organismos dependientes, lo que por supuesto incluye a los profesionales sanitarios.

De este modo, los sueldos del Osakidetza en 2021 son más elevados que en el año previo. Pero eso no es todo, sino que además tal aumento salarial tendrá carácter retroactivo desde el pasado 1 de enero, lo que significa que la Administración vasca adeuda a los empleados sanitarios las cuantías correspondientes al aumento de esos meses, y que serán convenientemente remuneradas.

Los requisitos para opositar a un puesto de celador en el Osakidetza no son, por otra parte, muy complejos ni dificultosos: se precisa únicamente:

  • Certificado de escolaridad.
  • Edad mínima de 16 años de edad, y un máximo de edad correspondiente a la de jubilación forzosa.
  • Nacionalidad española, o bien la de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, o bien ser nacional de algún Estado al que, merced a la aplicación de los Tratados internacionales celebrados por la Unión Europea y ratificados por el España, le sea aplicable la libre circulación de trabajadores.
  • No padecer enfermedad o incapacidad alguna que pueda obstaculizar o inhabilitar para el ejercicio de las funciones propias del puesto.
  • No haber sido separado del servicio activo de ningua Administración Pública por sanción penal o disciplinaria.
  • No hallarse incurso en causa alguna de incompatibilidad para el desempeño del puesto.
  • No pertenecer ya de antemano y como personal funcionario, a la categoría convocada.
  • No haber sido condenado por sentencia judicial firme por delito alguno contra la libertad e indemnidad sexuales.
  • Asimismo, han de satisfacerse los requisitos exigidos en las bases específicas, incluido el perfil lingüístico.

Aparte de la estabilidad laboral propia del personal estatutario, los trienios con que se mejora el salario según antigüedad, o las posibilidades de promoción interna horizontal o vertical con que se puede ascender a mejores categorías dentro de la misma escala o promocionarse  a la inmediatamente superior, así como las vacaciones y días de asuntos propios, ha de mencionarse la tabla salarial del Osakidetza, que posibilita el que los celadores hospitalarios de este Servicio de Salud autonómico perciban de 1500 a 1800 euros al mes, en 14 pagas.

El temario de las oposiciones es lo suficientemente sencillo como para atraer a muchos opositores del ámbito vasco, pues en las sucesivas convocatorias no suele sobrepujar los 18 temas teóricos, si bien es necesario poseer un cierto nivel de euskera para aprobarlas. Dentro de este temario, entra la legislación básica que regula la Administración sanitaria vasca: Ley 8/1997, de 26 de junio, de Ordenación sanitaria de Euskadi, ley que es piedra angular de la gestión de la sanidad en el País Vasco; el Estatuto Marco por el que se rige el personal sanitario estatutario de este ámbito territorial; la organización de los servicios; el Decreto 38/2012, de 13 de marzo, sobre historia clínica y derechos y obligaciones de pacientes y profesionales de la salud en materia de documentación clínica; el Acuerdo de Regulación de Condiciones de Trabajo del Personal de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud; etcétera.

También se incluye bolsa de trabajo para sustituciones, lo que hace esta oposición especialmente atractiva, pues aquellos que no logren alcanzar la nota de corte del proceso selectivo, podrán aspirar a plazas laborales temporales.

Además, los derechos de un empleado del Osakidetza son numerosos: vacaciones anuales retribuidas, abundancia de permisos y licencias, incluidos los arriba mencionados días de asuntos propios (los popularmente conocidos en nuestro país como moscosos y canosos); posibilidad de reducción, redistribución y reordenación de jornada; etc.

También el sueldo de un auxiliar administrativo del Osakidetza resulta atrayente para quienes opten por la estabilidad laboral y las amplias posibilidades de carrera profesional del funcionario sanitario en Euskadi. En la actualidad, la remuneración de un miembro de esta escala es de alrededor de 24.000 euros al año, que pueden ser ampliamente superados en función de los complementos retributivos que se perciban, los trienios de antigüedad, etc. Por otra parte, es preciso que hagamos hincapié en que el celador estatutario puede optar a una plaza de auxiliar administrativo por promoción interna y sistema de concurso-oposición.

Para poder conseguir estos beneficios, entre los que se halla la retribución más elevada del Estado español para un profesional sanitario público de esta escala: el sueldo de un celador del Osakidetza, es imprescindible que nos preparemos concienzudamente para los procesos selectivos, ya que aproximadamente cada año salen convocadas más de 100 plazas para estos puestos por concurso-oposición en turno libre, así como otras tantas decenas por concurso-oposición de promoción interna. A ello cabe añadir que este no es el único proceso selectivo accesible para quienes aspiren a trabajar en el Servicio Vasco de Salud, y es que Titulae también te ayuda a preparar las oposiciones de Osakidetza a auxiliar de enfermería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.