¿Cómo encontrar mi vocación profesional?: Claves para descubrirla

encontrar mi vocación profesional

Por creencia generalizada, se supone que la elección de una profesión debe ser vocacional. Es decir, que debemos escoger dedicarnos a un oficio que despierte en nosotros una predilección especial y genere un sentido de idoneidad, que nos permita hacer y ser lo que esperamos en el futuro. Pero, ¿es esto posible en verdad?, ¿por qué es tan importante encontrar la vocación en la vida? Encontrar tu vocación profesional es importante, si tienes como prioridad evitar un sentimiento de frustración, por consagrar tu vida a realizar tareas que no despiertan la pasión y las ganas necesarias para enfrentar el día a día con alegría y satisfacción por lo que haces. 

Pero, la vocación no solo debería ser una elección personal. Existen actividades laborales con grandes exigencias, que solo pueden ejercerlas con eficiencia personas con verdadera vocación. Pueden servir de ejemplo profesiones arriesgadas como: bomberos, policías o personal de emergencias, otras sacrificadas como: médicos y enfermeras y otras exigentes como: comerciales y agentes de atención al cliente. 

Viendo lo visto, la vocación profesional es importante según el punto de vista de cada persona y su manera de enfrentar y cubrir sus necesidades. Pero, la vocación es también una cualidad que se busca, en el intento de hallar una calidad de vida mejor en la posteridad: la tan ansiada felicidad. Si es una inquietud real para ti saber cómo descubrir tu vocación profesional, te damos 7 recomendaciones que te ayudarán.

7 Consejos para saber cómo encontrar tu verdadera vocación 

Identifica todo lo que no te gustaría hacer

Cuando nos enfrentamos a una pregunta que no sabemos responder con ideas claras, es de gran ayuda empezar por señalar todo aquello que no formaría parte de nuestra elección. Mientras seleccionas lo que no te gustaría hacer, casi de forma simultánea surgirán ideas sobre lo que si preferirías y los motivos.

Se trata de un procedimiento analítico, en el que se debe aplicar la conocida técnica del descarte. Igual a lo que solemos hacer para responder a preguntas de selección simple, cuando no sabemos la respuesta.   

Piensa la tarea que más disfrutas sin esperar nada a cambio 

Todos tenemos una actividad favorita, que lejos de ser un hobby, es algo para lo que tenemos un talento natural. Es una labor que se nos da bien y en la que logran confluir todas nuestras habilidades, para conseguir una eficacia destacable. 

Se trata de un oficio que disfrutamos, que nos apasiona y nos parece placentero. Tanto que no nos importaría hacer esta actividad sin cobrar por ello, aunque fuera en un mundo hipotético.

Visualiza tu futuro ejerciendo una profesión 

“Si quieres que se cumpla primero tienes que visualizarlo” … Es una idea que repiten coach de emprendimiento, que aseguran que este es el primer paso para poder alcanzar el éxito. 

Este consejo va de usar la imaginación. Consiste en hacer una especie de visión board de profesiones, en el que debes visualizar cómo serías realizando una u otra tarea en el futuro. Debes analizar cómo te sientes al hacer este ejercicio, tomando en cuenta distintas opciones profesionales. Es recomendable tomar nota de los casos en los que afloran más sentimientos positivos. 

Considera tus habilidades 

Todo oficio requiere de ciertas capacidades para el desempeño adecuado y una ejecución eficiente. Por eso, es fundamental tomar en cuenta las habilidades que mejor se te dan. 

Es común ver a las personas que no tienen facilidad con las letras tomar formaciones que no incluyen el aprendizaje del idioma o el análisis literario, entre las materias de estudio. También es habitual el caso contrario, las personas con menos habilidades con las matemáticas suelen escoger una formación profesional que no las incluye entre sus asignaturas. Y está muy bien. Pero nunca subestimes tus capacidades. Puede que seas muy bueno para ejercer las tareas de un auxiliar de odontología, sin que la química o las matemáticas sean tu habilidad más relevante. 

No olvides tomar en cuenta tus intereses 

Define lo que aspiras conseguir: si un trabajo con buen salario o un puesto estable con un sueldo medio. 

Acerca de las características de la formación, analiza qué opción prefieres. Piensa si quieres una preparación completa en corto tiempo, que requiere menos inversión de dinero, o si no te importaría realizar una formación más larga, que signifique un gasto significativo. Determina si es importante para ti tener una profesión que te garantice una inserción laboral inmediata, por su alto índice de demanda. 

Sobre el área profesional, analiza si te interesa poder contribuir con los avances tecnológicos, la transición energética, el cuidado de la salud de otras personas, o la conservación de la fauna silvestre y salvaje, por citar algunos ejemplos. 

Además, toma en cuenta cómo te gustaría trabajar, si en una oficina o despacho, en un paraje natural, o si prefieres un puesto que requiera de traslados y viajes constantes. 

Consulta a tus amigos sobre el proceso que han seguido para descubrir su vocación

Dos cabezas piensan más que una, reza la conocida frase. Por eso es posible que tu foco logre encender gracias a un simple intercambio de ideas con tus colegas más cercanos, sobre su visión de vida y su vocación profesional. 

Conocer la forma en que tus amigos pudieron determinar qué estudiar para conseguir una profesión, te ofrecerá otra perspectiva y un nuevo método para llegar a la elección vocacional que tanto necesitas. Podrás copiar su proceso de decisión y considerar aquello que les funcionó para determinar su profesión ideal. 

Investiga sobre tus profesiones ideales

Con la lista de posibles profesiones en mano, es importante que investigues los datos reales de esos oficios en el mercado laboral. Para conseguir información veraz puedes acudir a los medios de comunicación y leer los distintos análisis sobre estudios de empleabilidad, los índices de paro, las carreras más solicitadas en cada comunidad autónoma o provincia, entre otros datos relacionados. 

También es preciso que conozcas sobre las profesiones con mejores previsiones de futuro. Revisa los niveles formativos más demandados. Examina toda la información que te ayude a comprender la realidad de los sectores productivos, sus necesidades de mano de obra a largo plazo y las carreras mejor pagadas. 

Repasa los distintos ciclos de formación, cursos profesionales  y FP disponibles en el sistema educativo español, los requisitos de acceso para cada uno, su duración y su aceptación e importancia en el mundo laboral.

Inclinar la balanza hacia las profesiones de la lista con mejores previsiones de futuro será un buen presagio sobre la pertinencia de tu elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.